Sevilla tiene un color especial…. VERDE!

Otro finde para no olvidar nunca. Al final llega un momento que consigues hacer realidad el poder rodearte con gente BUENA y sabes con certeza que ese círculo de amigos va a estar siempre en tu vida.

Hace 8 meses cuando ya empezaba a notar alguna molestia en la ingle y pensaba que sería una simple molestia pasajera, decidí comprar dos billetes de avión para mi próxima maratón. De nuevo volvería a Sevilla donde en 2010 debuté en esta distancia y me fui de esa ciudad con un sabor muy dulce.
Además “engañé” a algunos IRUNWITHLEIVA para que me acompañaran y también corrieran allí. Algunos buscarían mejorar su marca y los demás (la mayoría) debutarían en la prueba reina del atletismo, lo que significaba un gran reto y muchas ilusiones por vivir para todos.

Han pasado ya esos 8 meses y aunque finalmente no he podido correr, si que he podido vivir en primera persona algo que nunca antes había podido experimentar.

Una expedición de 20 amigos del Club I Run With Leiva, entre corredores y acompañantes. 42km y 195m por delante para correr y para animar.

Mati, Juanmi, Ferran, Carlos, José Luis, Raúl P, Juan Carlos, David, Raúl L y Albert han sido los valientes que han hecho realidad su sueño (no me olvido de Juan Pedro, al que hoy se la echado mucho de menos, pero en pocos días lo volveremos a ver devorando km’s). Los demás hemos disfrutado (también sufrido) pedaleando para verlos correr por varios puntos de Sevilla.

El resultado ha sido SOBRESALIENTE, todos y cada uno de ellos vuelven a sus casas con las medallas colgadas y con el orgullo de decir: YO HE CORRIDO UNA MARATÓN!
Se puede correr una maratón así porque sí, pero todos ellos han vivido la esencia de esta prueba. Han entrenado durante varios meses específicos para correr en buenas condiciones, se han sacrificado, se han cuidado, han disfrutado y han sufrido duras sesiones de entrenamiento para obtener su premio: CORRER y ACABAR LA MARATÓN.

Y yo lo he podido vivir en primera persona porque ellos han confiado en mí y han hecho que me sienta partícipe de su reto, de su felicidad.

Por delante de las marcas y resultados, siempre están las personas y debo haber pisado una “mierda” porque desde hace ya un buen tiempo, me rodeo de GRANDES Y BELLAS PERSONAS!

Felicidades a los más de 7000 corredores que hoy han llegado a meta en Maratón de Sevilla y felicidades a la organización por haber conseguido una de las grandes maratones europeas.

Esta experiencia me da aún más fuerzas para seguir adelante con la recuperación y volver a competir con más ganas que nunca. Ahora sólo toca esperar un pelín más, pero cada vez menos.

Es por eso que Sevilla tiene un color especial…. VERDE!