La realidad

14 de diciembre de 2014, no ha sido un domingo cualquiera.

Hoy, después de más de 500 días en los que he estado lesionado, he vuelto a sentirme atleta y lo he hecho entrenando al lado de personas, familia, amigos, compañeros que han estado día a día animándome, deseando que me recuperara y así volver a verme correr y disfrutar como lo estaba haciendo en los últimos años. Desde los 16, que el correr y el atletismo significa hacer lo que me gusta y ese creo que es el objetivo de la vida, DISFRUTAR y ser FELIZ con lo que haces el máximo tiempo posible. Yo corriendo y estando cerca de los que quiero y me quieren he sido y soy feliz, pero durante estos 18 meses me faltaba una parte importantísima de esa suma para serlo y sentirme bien. Marcos-141214-0013

Al fin ha llegado el día en el que he vuelto a correr con normalidad, sin molestias importantes y con la seguridad de que si sigo trabajando día a día por conseguir mis retos y con precaución de no volver a lesionarme, puedo llegar dónde mi mente quiera llegar. Habrá obstáculos, pero si he superado los que he dejado atrás en este año y medio y si mi cuerpo me deja (mi cabeza está más fuerte que nunca) y no hay más contratiempos físicos graves pienso alcanzar un nivel mucho más alto del que he llegado a tener corriendo.

Y si sigo más animado, motivado y con más fuerzas que nunca es gracias a todas las personas que habéis “gastado” un segundo de vuestra vida en animarme, motivarme y apoyarme.

Soy muy afortunado de tener una familia como la que tengo, en todo momento han estado a mi lado en los momentos buenos pero sobretodo en los malos, nunca me he sentido solo. Un entrenador que en 15 años me ha tratado como a un hijo (y yo a él como a un padre, porque para mí lo es). Unos amigos (que son de verdad) que jamás me han dejado al margen de sus experiencias y han querido compartir conmigo momentos especiales de su vida. Un club, varias marcas patrocinadoras y colaboradores (detrás de esas marcas hay GRANDES personas) que aun sabiendo la gravedad de mi lesión han estado ayudando y apoyando para que pudiera seguir con mi recuperación al 100%. Una gran familia verde que me está dando más vida de lo que creen gracias a sus valores, respeto y compañerismo tanto en las competiciones como en el día a día. Y como no igual de importante, cientos de personas que a través de las RRSS y otros canales de comunicación seguís apoyándome y deseando que vuelva a competir.

Puede que a alguno le parezca empalagoso todo esto, pero esta es MI REALIDAD, y GRACIAS a todas estas personas (si me estás leyendo, seguramente tú eres una de ellas) hoy 14 de diciembre de 2014 vuelvo a ser feliz CORRIENDO, vuelvo a sentirme deportista, vuelvo a ser ATLETA.

Lo que ha ocurrido hoy es que he vuelto a calzarme mis Adidas y he podido correr 15km por el bosque con mi grupo de entreno. Ha sido un “interval-training” con ritmos que ni mucho menos son de competición pero sí que ya son algo más vivos y que hacen prever que dentro de poco si todo va bien podré ponerme un dorsal para luchar por una de las primeras posiciones. Lo más importante han sido las buenas sensaciones, las 0 molestias y reencontrarme con mis compañeros de oficio y mi entrenador. A partir de hoy vuelvo a la rutina, y lo que tengo muy claro es que esta rutina va hacer que el 2015 sea uno de los mejores años de mi vida.

Ahora sí que ya puedo decir que…

NOS VEMOS EN EL ASFALTO!

Jaume Leiva
Marcos-141214-0016